ADRIANA

No hay momento en la vida más especial. Es una etapa efímera y maravillosa en la que esperamos poder conocer la carita de quien será uno de los grandes amores de nuestras vidas.

Ternura, belleza, feminidad, esperanza, amor, alegría… El mejor momento para conservar un recuerdo maravilloso, no os lo parece?

El mejor momento para realizar el reportaje de embarazo es entre las semanas 28 y 34. Es importante planificar la sesión con antelación para asegurar disponibilidad de agenda y tener un tiempo de margen por si surgen imprevistos.

Cada vez son más las parejas que se animan a conservar un bonito recuerdo de esta etapa. Casi todos ellos vuelven además para presentarme y retratar al nuevo miembro de la familia. ¿Os imaginais lo privilegiada que me siento por formar de alguna manera parte de su historia?

TAMBIÉN PUEDES VER