Sobre mí

Hola! Mi nombre es Cecilia, y soy fotógrafa de bodas en Galicia.

Soy madre de dos niñas maravillosas y estoy casada con mi primer amor. Soy apasionada de las bodas y una romántica incurable, por lo que disfruto cada día de mi profesión.

Con mi primera cámara (una werlisa que llegó el día de mi comunión) descubrí una ventanita con la que observar el mundo
que me rodea, capturar cada instante y guardarlo para siempre.

Detener el tiempo. Congelar una sonrisa, una caricia, un abrazo, la emoción, la ternura, el amor en los ojos de una madre, la mirada de dos personas que se aman… Imágenes del presente que pasan a formar parte del pasado en el mismo instante en que pulsamos el disparador. Sin la fotografía, solo serían recuerdos borrosos, imágenes perdidas en el fondo de nuestra memoria. Nuestras fotografías son la única prueba de que hemos pasado por aquí,  nuestra vida, nuestra esencia, y, sin duda, la más valiosa de nuestras pertenencias

Y es que,  poder disfrutar de los recuerdos es como volver a vivir dos veces.